Odontopediatria

Odontopediatria

Importancia de la salud bucal en los niños. Los dientes y encías bien cuidados ayudan a los niños
a mantener una buena salud a nivel general, no sólo dental. Cuando los niños presentan caries,
infecciones u otro tipo de enfermedad bucal, los resultados puelen ser negativos
generando deficiencias en la nutrición, desarrollo del lenguaje, dolor
y en muchas ocasiones problemas con su autoestima.

¿Qué es la Odontopediatría?

La odontopediatría es una rama de la odontología que se enfoca en la atención y el tratamiento de la salud bucal de los niños y adolescentes, desde el nacimiento hasta la adolescencia temprana.

Además, la odontopediatría se centra en crear experiencias dentales positivas para los niños, reduciendo el temor y la ansiedad asociados con las visitas al dentista.

Iniciamos con la historía clínica, diagnóstico y armado de plan de tratamiento.

Limpieza y aplicación de flúor

Limpieza inicial:
El odontopediatra comienza a limpiar los dientes del niño utilizando instrumentos dentales especializados, como raspadores y cepillos. Se eliminan la placa dental y el sarro acumulado.

Enjuague y succión: Se utiliza un enjuague bucal suave y se realiza una succión para eliminar el exceso de agua y pasta dental de la boca del niño.

Selección del producto de flúor: El odontopediatra selecciona el producto de flúor adecuado según la edad y las necesidades del niño. Puede ser un gel, una espuma o un barniz de flúor.

Protección de tejidos blandos: Se protegen los labios y las encías del niño con un protector dental o un hisopo de algodón.

Aplicación del flúor: El odontopediatra aplica el producto de flúor cuidadosamente en los dientes del niño utilizando un pincel o una bandeja dental, según el producto seleccionado.

Enseñanza de técnicas de higiene y certificado buco dental

Limpieza con pasta dental y cepillo: Se aplica pasta dental con sabor agradable en un cepillo dental y se procede a cepillar los dientes del niño. El profesional puede enseñar al niño cómo cepillarse correctamente.

Ortopedia, fijas y removibles

Ortopedias Fijas:

Arco Palatino: Este dispositivo consiste en un alambre que se coloca en el paladar y se utiliza para expandir la parte superior del maxilar. Se emplea en casos de paladar estrecho o mordida cruzada posterior.

Mantenedor de espacio: Estos aparatos se utilizan cuando un niño pierde un diente prematuramente antes de que el diente permanente esté listo para erupcionar.
El mantenedor de espacio mantiene el espacio necesario para que el diente permanente ocupe su posición adecuada cuando esté listo para emerger.


Ortopedias Removibles:

Placas Activas: Estas son ortopedias removibles que pueden ajustarse y modificarse para estimular o guiar el crecimiento mandibular o maxilar. Se utilizan en casos de maloclusión en desarrollo o para corregir problemas de alineación.

Placas Hawley: Las placas Hawley son dispositivos removibles que se utilizan para corregir problemas de alineación de los dientes, como apiñamiento o espacios entre los dientes. También se utilizan para mantener los resultados después de la ortodoncia.

Expansores Palatinos Removibles: Estos dispositivos permiten la expansión del paladar superior y se utilizan en casos de paladar estrecho.

Elásticos Intermaxilares: Los elásticos intermaxilares se utilizan en combinación con aparatos de ortodoncia o ortopedia para corregir la mordida y la relación entre las mandíbulas. Estos elásticos se enganchan en ganchos o botones en los aparatos fijos para aplicar fuerzas específicas.

Casos en los que se utilizan las Ortopedias:

Mordida cruzada: Cuando los dientes superiores no se alinean correctamente con los dientes inferiores al cerrar la boca.

Mordida abierta: Cuando existe un espacio entre los dientes superiores e inferiores cuando la boca está cerrada.

Apiñamiento dental: Cuando los dientes están muy juntos y no tienen suficiente espacio para alinearse adecuadamente.

Paladar estrecho: Cuando el paladar superior es demasiado estrecho y se necesita expandir.

Pérdida prematura de dientes: Cuando un niño pierde un diente antes de tiempo y es necesario mantener el espacio para el diente permanente.

Es importante destacar que la elección de una ortopedia fija o removible y su uso dependerá de la evaluación individual de cada paciente por parte del odontopediatra u ortodoncista.

El objetivo es guiar el crecimiento y desarrollo de las estructuras dentales y maxilofaciales de manera adecuada para lograr una función oral y una estética facial óptimas.

Caries y reparaciones

Evaluación inicial:

El odontopediatra realiza una revisión dental completa del niño para identificar cualquier problema dental, incluyendo caries. Se pueden tomar radiografías dentales si es necesario para evaluar áreas ocultas de caries. Anestesia local:

Si se requiere un procedimiento invasivo, como una obturación (relleno dental) o una pulpotomía (tratamiento de conducto en un diente primario), se administra una anestesia local para adormecer la zona y evitar el dolor durante el procedimiento. Aislamiento del campo:

En muchos casos, se utiliza un dique de goma o una guardia de aislamiento para mantener el área de trabajo seca y libre de saliva. Eliminación de caries:

Utilizando instrumentos dentales, el odontopediatra elimina cuidadosamente el tejido dental afectado por la caries. Se asegura de eliminar todo el tejido cariado y preparar el diente para la reparación. Preparación del diente:

Si se trata de una obturación (relleno dental), se prepara el diente para recibir el material de relleno. Si la caries es extensa y ha afectado la pulpa dental, se puede realizar una pulpotomía o pulpectomía para tratar la infección en el interior del diente. Rellenar el diente:

El odontopediatra utiliza un material de relleno dental, como resina compuesta, para restaurar la forma y función del diente. El material se coloca en capas y se endurece con una luz especial. Ajustes y pulido:

El odontopediatra realiza ajustes finos en el relleno dental para asegurarse de que el diente tenga una mordida adecuada. Luego, se pule el relleno para que quede suave y se ajuste bien al diente. Visitas de seguimiento:

Se programan citas de seguimiento para monitorear la salud dental del niño Estas citas de seguimiento también permiten Es importante destacar que el tratamiento de caries. La prevención juega un papel fundamental en odontopediatria.

Tratamiento de conducto

El tratamiento de conducto en niños, también conocido como endodoncia en niños, es un procedimiento dental que se realiza para tratar infecciones, lesiones o daños en el tejido interno del diente, conocido como la pulpa dental.

Aunque es menos común en niños que en adultos, a veces es necesario realizar un tratamiento de conducta en niños cuando un diente primario (diente temporal o de leche) se ve afectado.

Extracciones dentales

Las extracciones dentales en niños son procedimientos en los que se retira un diente de la boca de un niño.

Este procedimiento generalmente se realiza cuando un diente primario (diente temporal o de leche) o un diente permanente está dañado de manera irreparable, infectado o debido a otras razones médicas.